Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
/ / /

Medicinas alternativas

 

Es posible utilizar lo que comemos para prevenir o curar enfermedades.

Cada alimento contiene diferentes sustancias y propiedades, cuya proporción

determina el equilibrio saludable del organismo.

La dietoterapia es la ciencia de la salud que utiliza sólo img 12
los alimentos para sus fines terapéuticos. Conocer qué aportan los
nutrientes y las necesidades del organismo es fundamental para
poder establecer cuál es la dieta más adecuada para cada persona.

 

Los alimentos constituyen la base principal de los elementos que mantienen saludable el cuerpo humano, y además constituyen la mejor prevención frente a muchas enfermedades.
Para la dietoterapia, la alimentación debe cubrir las necesidades básicas del ser humano, y no sólo en el aspecto físico, que muchas veces es el único que se tiene en consideración, sino también en los planos psicológico y social.
El estudio de la evolución de la alimentación humana en los diferentes
pueblos y sociedades ha permitido conocer la estrecha relación que existe

 

 

entre el estado de salud y el estilo de
vida y tipo de alimentación.

En las sociedades desarrolladas, las
transformaciones sufridas por los al i-
mentas con la aplicación de las nuevas
técnicas de producción, así como la evolución de las costumbres alimentarias de la población, pueden acarrear consecuencias nocivas para la salud.y por otro lado, la alimentación de las sociedades subdesarrolladas genera trastornos deficitarios y estados carenciales que restan defensas al organismo frente a las enfermedades.

Entre las «enfermedades de la civilización industrial» destacan la obesidad, la hipertensión, la hemorragia cerebral, la cirrosis hepática, las cardiopatías coronarias y la diabetes.

Entre las enfermedades y trastornos debidos a una mala nutrición destacan el raquitismo, la osteomalacia, la xeroftalmia, la esterilidad, la anemia y el bocio.

 

DIETÉTICA V DlETOTERAPIA


Denominamos dietética a la ciencia que establece la adecuada utilización de los alimentos para conseguir una
alimentación equilibrada, variada y suficiente, cubriendo las necesidades tanto del i nd ividuo sano como del enfermo. Tiene en cuenta, además, los gustos, costumbres y posibilidades de obtención de los al imentos.

Una dieta equilibrada es aquella que aporta diariamente los nutrientes energéticos y no energéticos necesarios

img 13

 

El aporte energético más importante para el organismo procede
hidratos de carbono. Su componente esencial es la glucosa
 tiene la facultad de poder ser utilizada sin excepción
  por todas las células del organismo. El aporte energético del
grupo de los almidones no se produce de forma brusca, con las
 consiguientes alteraciones que ello puede conllevar, sino que su
  entrada en la sangre va realizándose de forma paulatina y constante

 

-es decir, en la proporción justa- según su cantidad, y calidad para el buen funcionamiento del organismo y
la continuidad de la vida.

La dietoterapia, o aplicación de la llamada dieta terapéutica -régimen dietético-, se ocupa en cambio de establecer la dieta más adecuada para el paciente y de facilitarle el proceso de alimentación apuntando a diversos objetivos, entre ellos disminuir y prevenir la aparición de síntomas, tratar la enfermedad o actuar como apoyo esencial a la acción de los fármacos y detectar intolerancias a determinados alimentos.

 

Dietas terapéuticas


Las dietas terapéuticas tienen como fin controlar ciertas patologías, para lo que se adaptan a las etapas evolutivas
en las que pueda encontrarse un enfermo, ofreciendo una dieta específica para cada una de ellas, hasta alcanzar
el grado de normalidad.

En general, las fases por las que se atraviesa son las siguientes:

• Dieta absoluta. El paciente no ingiere nada por la boca. Su al imentación será hidrosalina por vía endovenosa, o
a través de una sonda, si su estado general lo permite.

• Dieta líquida. Compuesta por alimentos en estado líquido, como infusiones de manzanilla, tila, caldos de carne
o de vegetales, zumos de fruta y leche.
También pueden obtenerse alimentos añadiendo al agua o al caldo diversas harinas dextrinadas o preparados de nutrición entera en polvo. Las dietas líquidas pueden ser completas o incompletas, según proporcionen la totalidad de
los nutrientes y de la energía que precisa el paciente, o bien sólo una parte.

• Dieta ligera. Además de los alimentos citados en la dieta líquida, se pueden añadir otros de consistencia fluida,
como flan, yogur, purés y manzana hervida. Resulta adecuada para pacientes
con problemas bucales que impidan la masticación y deglución.

Cuando la triturada dede estar exenta de liquidos se denomina dieta pastos 

Dieta blanda. Los alimentos deben ofrecerse en consistencias suaves, ser de fácil digestión y provocar una ligera
estimulación del aparato digestivo.
Dentro de este grupo se encuentran las sémolas, las pastas alimentarias, el pan de molde, las patatas, el arroz, los
alimentos hervidos, el pollo y el pescado (también hervidos), los huevos pasados por agua o en tortilla, el puré de
verduras, las mermeladas, la margarina, las frutas maduras peladas y trituradas y toda clase de verduras cocidas
  excepto la col, la coliflor y las verduras flatulentas.img 14
No se toleran los vegetales crudos ni los cereales completos; tampoco los fritos y los guisos; y quedan descartadas las grasas de origen animal. La dieta blanda está indicada para diversos procesos ; postoperatorios, distintas patologias digestivas, sindromes febriles y otros.
  Dieta de transición. Debe de ser una dieta de fácil digestión. A menudo
es la que precede a la dieta completa o básica. Permite la incorporación de frutas desecadas, pan integral, quesos frescos, frutas frescas maduras y peladas y verduras crudas en ensaladas

(que el paciente deberá masticar bien), así como todo tipo de verduras cocidas.
• Dieta básica o completa. Es la dieta indicada para un enfermo que no precisa de ninguna dieta terapéutica.

Se evitan en ella los alimentos flatulentos o de difícil digestión y se mantienen las preparaciones culinarias suaves.

Dietas depurativas

Las dietas etiquetadas como depurativas actúan sobre el organismo para depurarlo y desintoxicarlo. Mediante este tipo de dietas se pretende reducir la toxemia o acumulación de sustancias nocivas en la sangre, que puede generar la aparición de enfermedades.

Cada célula de nuestro organismo posee su propio metabol ismo, que produce, habitualmente, una cantidad de desechos que son eliminados por el hígado, los riñones, la piel, los pulmones o el intestino.

Cuando el organismo no puede desprenderse de estos residuos se produce una retención de toxinas que se inicia en el sistema sanguíneo y en el sistema linfático, dando lugar a distintos trastornos.

Para facilitar la expulsión de estas sustancias atrapadas en el organismo -favoreciendo la eliminación intestinal, hepática, renal, a través de la piel o a través de los pulmones se recurre a distintos tipos de dietas depurativas, caracterizadas por la restricción de ciertos nutrientes y seleccionadas por el especialista en virtud del estado del paciente. Entre estas dietas podemos citar:

• Ayuno. Es el método de desintoxicación por excelencia.
Consiste en vivir de las propias reservas durante un período de tiempo que el organismo aprovecha para deshacerse de los detritus acumulados y permitir a sus órganos regenerarse y reactivar su funcionamiento.
                                                                                 img 15

• Dieta lactovegetariana. Se reduce la toma de grasas y se aumenta la fibra alimentaria. Adecuada en las alteraciones del metabolismo de las grasas y en trastornos con estreñimiento.

• Dieta hipocarbonada. Se reducen los hidratos de carbono refinados.
Aconsejada para la obesidad, los problemas hepáticos o del páncreas y, preferentemente, en aquellos pacientes aquejados de problemas respiratorios por exceso de mucosidad.

• Dieta hiponitrogenada. Se reducen las proteínas para reducir así los desechos nitrogenados procedentes de su
metabolismo. Se recomienda en problemas de funcionalidad del hígado, de los riñones y de la piel, y es óptima
ante enfermedades reumáticas y articulares.

• Dieta pobre en grasas. Se reducen los I ípidos. Apropiada para tratar la obesidad, los problemas hepáticos,
trastornos de vesícula biliar y las alteraciones cardiocirculatorias.

• Dieta hipocalórica. Al aportarse unas cantidades energéticas inferiores a las necesarias, se obliga al organismo a obtener la energía a partir de las grasas acumuladas. Adecuada para el obeso y, en general, para desi ntoxicar
el organismo.

• Las monodietas. En ellas se selecciona un alimento, o varios, a fin de reducir las toxinas del organismo.

Suelen ser frutas, verduras o cereales, dependiendo del estado del paciente.

               

APLICACIONES DE LA DlETOTERAPIA


Las aplicaciones de la dietoterapia son tan numerosas como la propia tipología de afecciones, pues para cada enfermedad existente puede hallarse alguna sustancia contenida en los alimentos capaz de prevenirla o de
contribuir a curarla. Seguidamente damos a modo orientativo algunos de sus campos de aplicación.

 

Acidosis


Es fundamental para el organismo mantener un equilibrio en todas sus funciones y sistemas.

Desde el punto de vista químico, se debe mantener un pH neutro. Actualmente, el sistema

alimentario provoca un desequilibrio entre ácido y básico hacia el exceso de acidez. Además, al refinar los alimentos así ocurre con la harina blanca, el aceite refinado o el azúcar- se los desmineraliza, con lo que pierden algunos
de sus componentes más importantes: vitaminas, oligoelementos y minerales. img 16

 

 

Una dieta equilibrada es la que aporta la cantidad de energía necesaria para el funcionamiento del organis-
mo. y en la que el gasto y la ingestión de calo
rías estén compensados; además, debe suministrar los com-
ponentes necesarios para el buen funcionamien
to del cuerpo, en una proporción adecuada.

 

La capacidad destructiva de los ácidos daña los tejidos y los órganos y da lugar a afecciones de la vejiga y las vías
urinarias, con tendencia a la aparición de cistitis y de sudor ácido, que irrita la piel o provoca urticarias y prurito en
las zonas de mayor transpiración.

La acidez puede, además, generar enfermedades reumáticas, dolores articulares, hernias discales y pinzamientos de
ciática, pues para contrarrestar este estado, los huesos ceden sus minerales alcalinos, se descalcifican y pierden su elasticidad. Estas desmineralizaciones por acidificación no se tratan aportando más minerales, sino corrigiendo la hiperacidez con alimentos alcalinos y estimulando con agua sin gas o caldos la eliminación de los ácidos por los riñones y la piel.

 

Afecciones de boca y faringe


Ante los problemas de masticación se recomienda una dieta de protección dental o masticación fácil, o dieta
blanda. Cuando la deglución ocasiona dolor o es dificultosa se recurre a la dieta líquida. Si hay afecciones de la
mucosa bucal -encías y lengua- se recomiendan alimentos no ácidos ni sólidos, a temperatura ambiente.

 

Cáncer


Los nutrientes normales de los alimentos pueden convertirse en factores agravantes -agentes cancerígenos- o
protectores de la formación de algunos tipos de cáncer. El efecto cancerígeno de ciertos alimentos se debe tanto a
sus propios constituyentes como a su procesamiento -aditivos, emulsionantes, nitrosaminas, aflatoxinas- o a la
contaminación ambiental. Entre los tipos de cáncer en relación a los agentes que los pueden favorecer podemos
citar el de estómago (alcohol, ahumados, salados, nitrosaminas), intestino y flora intestinal (excesos de grasas), hí-
gado (alcohol, aflatoxinas), páncreas (diabetes, exceso de lípidos, exceso de proteínas, alcohol), mama (grasas, alcohol), endometrio (grasas) y próstata (grasas, proteínas). Otros alimentos ejercen, en cambio, un papel protec-
tor, así la fibra, frente al cáncer colorrectal, y ciertos micronutrientes,como las vitaminas A, C y E, y el selenio, dentro del grupo de los minerales.

 

Cálculos renales


La presencia de cálculos ocasiona síntomas agudos y puede llegar a dificultar la función renal. La dieta apropiada
para estos casos debe tener en cuenta las características generales de cualquier tipo de litiasis, y, a la vez, actuar
sobre la composición química del cálculo. Si los cálculos son de oxalatos, deben reducirse los alimentos que
los contengan: espinacas, espárragos, apio, chocolate, zumos de cítricos (naranja, pomelo), acedera, ruibarbo, remolacha, té, ácido ascórbico.

Si los cálculos son de uratos, se suprimirán los alimentos ricos en purinas y se modificará el pH urinario tomando aguas alcalinas o bicarbonato sódico. Alimentos ricos en purinas son el pescado azul en general; riñones, hígados,
vísceras y menudillos, en segundo lugar; carnes y aves, en tercer lugar; y vegetales, en cuarto lugar.

Entre los últimos, cabe destacar el contenido de purinas de: espinacas, champiñones, legumbres, col iflor, espárragos.
En las litiasis cálcicas, las más frecuentes, se recomienda evitar el exceso de calcio en las raciones diarias
normales, pero no eliminarlo.

 

Cardiopatías


Se prescribe una dieta hiposódica cuando hay infarto de miocardio o insuficiencia cardíaca.

El tratamiento dietético del infarto de miocardio está orientado a evitar cualquier sobrecarga de la musculatura del corazón ya contrarrestar las alteraciones vasculares que se puedan producir.

 

Cólico biliar


La patología más frecuente de vesícula es la litiasis o formación de cálculos.

En plena crisis de cólico biliar se recomienda la ingesta de infusiones de plantas medicinales y de caldos de verduras, especialmente los de alcachofa.

En cuadros de vómitos persistentes la alimentación se realizará por suero intravenoso. Superada la fase aguda, podrán empezar a tomarse básicamente glúcidos (arroz, copos de avena, cocinados con caldos de verduras), y se evitarán las grasas y las proteínas.

Se pueden consumir todo tipo de frutas, excepto las cítricas. Conforme el paciente mejore, se irá aumentando la variedad y cantidad de los alimentos.

Mientras persista la litiasis el paciente deberá abstenerse de todo tipo de fritos, carnes y pescados grasos, así como de salsas, guisos, mantequilla, nata y pasteles.

 

Cuadros reumáticos

 

La dieta debe estar bien equilibrada,sin que falten ni sobren nutrientes o valor energético. Se debe evitar el sobrepeso, y favorecerse la diuresis y eliminación de los restos ácidos a través del riñón; para ello la dieta deberá ser rica
en líquidos, principalmente vegetales, por su efecto basificante (alcalino) y remineralizador. Es recomendable una ingesta de proteína de fácil metabolización, y, a la vez, rica en azufre, para favorecer la regeneración de los tejidos
blandos articulares.

Las vitaminas de suplementos como la levadura de cerveza y, en general, del grupo B, favorecen la regeneración de estos procesos.
Se sustituye el consumo de grasas saturadas por el de poliinsaturadas, dado su efecto regenerativo y desinflamatorio.

 

Enfermedades circulatorias


En estos casos se debe limitar el aporte diario de grasas de origen animal y adaptar el consumo diario de sal al estado del paciente.

Se recomiendan los aceites vegetales sin refinar y, en cuanto a portadores de proteína, los vegetales como la saja, las legumbres, los frutos secos, los cereales integrales y los productos lácteos descremados.

Entre los alimentos que aportan glúcidos, se evitarán el azúcar y los refinados, dando preferencia a los cereales integrales,la miel, las frutas dulces desecadas,las patatas, las legumbres y la saja.
Una cuarta parte del consumo diario de alimentos se selecciona entre vegetales crudos y frescos, evitando combi nar los que produzcan meteorismo.

 

Enfermedades de la piel


La composición de la dieta trae consecuencias bien visibles y efectos curativos en la piel. Se recomienda el uso de
dietas líquidas para facilitar el drenaje de las impurezas y su expulsión del organismo, así como la proteína de origen
vegetal, bien combinada para obtener un alto valor biológico.

Debe evitarse un consumo excesivo de sal y de grasas animales, en beneficio del consumo de verduras y hortalizas crudas, por su valor basificante y de drenaje del organismo y por su aporte en minerales y vitaminas.


 

img 17

Una de las dietas nutricionales que a menudo se recomiendan
para conseguir cont
rolar ciertas patologías o bien en tratamientos
pos
toperatorios es la llamada dieta líquida. Consiste en ingerir
bien sea una infusión, un caldo de carne o de verduras, o un
zumo de frutas
o un vaso de leche cada tres horas. El tipo de ali-
mento consumido estará en función de la patología que el espe-
cialista vaya a tratar.


 


Esofagitis


Tanto en casos de esofagitis -dolor e inflamación del esófago-, como ante la dificultad del paso de los alimentos
y el dolor en la zona, se recomiendan dietas blandas, que pueden ir desde la textura de puré hasta la de líquido, según el grado de dificultad.

 

Hepatitis y cirrosis   

     

En las enfermedades del hígado se adapta la dieta al momento o fase de la lesión: en la fase inicial predomina la

dieta blanda, en la fase de estado se deben restringir todas las grasas.

Para las lesiones degenerativas, como la cirrosis, se prescriben dietas poco grasas,con abundantes vitaminas y remineralizantes, y se aconseja evitar el consumo de alimentos flatulentos; se mantendrá,

además, la defecación de forma correcta, para facilitar la eliminación de las heces e impedir los procesos de fermentación intestinal.

Deben evitarse los embutidos, la carne grasa y cualquier alimento procedente del cerdo, manteca animal, ahumados, salazones, fritos, legumbres, fruta verde, picantes y especias, excepto las hierbas aromáticas. y queda terminantemente prohibido el consumo de alcohol y café.

 

Hernia de hiato o diafragmática


Se deben pal iar los síntomas de opresión local y dolor ardoroso -pirosiscausados por el reflujo ácido hacia la
hernia. Las recomendaciones dietéticas son muy parecidas a las de la úlcera. Se aconseja, además, no adoptar
posiciones horizontales después de las comidas.

 

Hipertensión arterial


Es necesario bajar de peso si existe obesidad, reducir el aporte de sal en la dieta y eliminar el alcohol y otros alimentos excitantes, como café y té.

En general, se introducen las llamadas dietas hiposódicas.

En estos pacientes son adecuadas las curas con zumos de frutas y verduras, siempre controladas por un terapeuta, tanto en su composición como en su duración.

 

Insuficiencia pancreática


Las dietas prescritas para las pancreatitis crónicas -ya que las agudas precisan dieta absoluta y nutrición patenteral, por vía venosa- deben mantener el estado nutritivo del paciente con una dieta rica en proteínas y evitar la toma
de lípidos. Para estos casos están indicadas las dietas ovolactovegetarianas, con productos lácticos desnatados y
exentas de yema de huevo.

 

Mucosidades


El exceso de secreción de las glándulas mucosas del tejido respiratorio ernpeora los cuadros de taponamiento y
obstrucción de los conductos respiratorios, (tráquea, bronquios), como sucede en los cuadros de acumulación

de mucosidades en los senos aéreos o sinusitis y en las inflamaciones de faringe o lari nge con exceso de secreción
y espesamiento de la misma.

En estos casos conviene descartar la leche de vaca y sus derivados, pues su composición proteica estimula las secreciones mucosas.

 

Trastornos intestinales

 

Ante la expulsión de heces diarreicas se deben prescribir dietas astringentes; dietas específicas sin gluten en la
enfermedad celíaca: dietas sin lactosa ante la intolerancia a la lactosa: y dietas que faciliten la evacuación contra
el estreñimiento.

 

Úlcera gastroduodenal y gastritis


El enfermo deberá comer a menudo y en pequeñas cantidades.

La presencia en los alimentos de sustancias irritantes, físicas o químicas (calor, colorantes, etc.), debe ser eliminada
completamente.

En el proceso del brote ulceroso se debe practicar una dieta absoluta o líquida, y continuar, según vaya mejorando el cuadro clínico, con la dieta progresiva hasta llegar a la dieta básica adecuada.

Es importante limitar el consumo de grasas y de preparaciones culinarias con frituras.

 

 

 

Video Medicine

Acupuntura

Aromaterapia

Presentación

Compartir esta página

Repost 0
Published by

  • : El blog de Herrero Luis
  • El blog de Herrero Luis
  • : Medicina alternativa,salud familiar, humor,Autores,pintores,plantas.Tutoriales photoshop.Efemérides.Enlaces a las mejores páginas.Cocina.
  • Contacto

  • herreroluis.over-blog.es
  • Mis aficiones. moto, playa, el campo aire libre. La informática. Libros
  • Mis aficiones. moto, playa, el campo aire libre. La informática. Libros

Buscar

¿Que hora es....?

Archivos

Enciclopedia

 

Enlaces . Enciclopedia libre Wikipedia
Bienvenida


Articulos Recientes