Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
/ / /

El término fitoterapia proviene del griego phyton, «planta», y de therapia, «curar». La capacidad terapéutica de las plantas medicinales se encuentra en la actividad farmacológica de las moléculas que fabrican: los principios activos. Este efecto terapéutico suele deberse a la sinergia de las distintas moléculas, pues usados aisladamente, los principios activos tienen efectos más intensos, pero pueden provocar
efectos secundarios y colaterales.

img_21.jpgEl uso de la fitoterapia a lo largo de la historia está muy ligado a la evolución del pensamiento médico: el hombre primitivo utilizaba el instinto para reconocer aquello que podía ser comestible o curativo. La observación de los animales fue otra fuente muy importante de
información en la búsqueda del conocimiento medicinal de las plantas: un lobo mordido por una serpiente, por ejemplo, cava para desenterrar y comer la raíz de la dragontea (Arum dracunculus) para purgarse de forma drástica, y los carneros con trastornos digestivos comen milenrama (Achillea millefolium). Durante el Renacimiento, el pensamiento médico para la búsqueda de remedios medicinales impulsado por Paracelso, se rigió por criterios basados en la analogía y la teoría de los signos, según la cual el signo indicaba la cosa y el fin para el que había sido creada. Esta creencia tuvo gran influencia durante tres siglos, pero a pesar de su mágico acierto en algunos casos, la prevalencia de la irracionalidad en la aplicación de este método dio lugar a un estancamiento nefasto en el empleo de las plan­
tas en la medicina y, en algunos casos, fue incluso causa de desenlaces fatales. A partir del siglo XVIII, gracias a la incorporación de nuevos métodos de análisis, se despertó el interés por la composición química de las plantas, lo cual contribuyó a dar un nuevo enfoque en el uso y aprendizaje de las propiedades de las plantas medicinales, relacionando los efectos curativos con el tipo de principios activos que las plantas contienen. Hoy en día, el abuso de los fármacos y la constatación de los efectos secundarios ha devuelto el reconocimiento de la aplicación de las plantas medicinales menos potentes en su eficacia a corto plazo, pero con muchos menos problemas de uso.

LAS PLANTAS MEDICINALES

La Organización Mundial de la Salud define como planta medicinal: «Todo aquel vegetal que contiene uno o varios
principios activos que pueden ser utilizados en el tratamiento curativo o paliativo de determinadas enfermedades.»
Según las especies vegetales, los principios activos se pueden encontrar distribuidos por igual por toda la planta, o localizados en una parte determinada del vegetal, que es lo más frecuente. En fitoterapia únicamente se utiliza la «droga», que es como se denomina aquella parte del vegetal que contiene los principios activos en la proporción deseada.

Las plantas medicinales constan de una combinación de elementos activos artísticamente diseñada por la naturaleza. Todo el conjunto de sustancias del vegetal, forma un totum. Esta gran cantidad de sustancias químicas que contienen interaccionan de modo sinérgico, es decir, dan como resu Itado efectos superiores al efecto de la suma de los mismos elementos por separado: las sustancias coadyuvantes, contenidas en menor proporción y sólo aparentemente superfluas, hacen posible el desarrollo óptimo de la sustancia principal o principio activo, al fomentar su absorción por el organismo humano y acelerar y reforzar de esta manera el efecto medicinal.

LOS PRINCIPIOS ACTIVOS

img_22.jpgSaber algunas cosas sobre las sustancias químicas que contienen las plantas nos ayuda a entender cómo actúan en nuestro cuerpo, sobre el que tienen un efecto directo. Pero debemos recordar que el valor de una planta medicinal no se reduce a sus componentes activos,
sino al efecto terapéutico global fruto de la interacción que se produce entre las distintas sustancias químicas que la planta elabora. Algunos de los componentes de las plantas medicinales que se han estudiado de forma aislada son:

• Alcaloides. Actúan sobre el sistema nervioso central, con efecto que puede ser antiespasmódico, midriático, anestésico local, analgésico o narcótico; sobre la circulación, aumentando o disminuyendo la presión sanguínea, y sobre la respiración, como depresivo y como excitante. Plantas conocidas por sus alcaloides son la adormidera (Papaver somniferum) y la belladona (Atrapa belladona).

• Salicilatos. Tienen una acción antipirética, antiinflamatoria, antirreumática, diurética y sudorífica, así como queratolítica, por vía externa. Destacan el sauce (Salix alba), la ulmaria (Filipendula ulmaria) y la gaulteria (Gaulteria procumbensi.

• Glicósidos cardíacos. Aumentan la energía contráctil y regulan la conducción del impulso nervioso por el músculo cardíaco. Debido a su potente acción, se utiIizan en forma de preparados estandarizados. Las más conocidas son la adelfa (Nerium oleander) y la digital (Digitalis purpurea).

 

¿Oué partes de las plantas contienen los principios activos?

La mayoría de las plantas contienen sus principios activos terapéuticos repartidos por toda la planta. En estos casos se suele utilizar toda la planta con fines terapéuticos. Pero hay plantas que reúnen sus principios activos en una zona determinada, que puede ser: en las hojas, las raíces, los tallos, las flores, etc.; en tal caso se recomienda utilizar la parte de la planta que sea rica en el contenido de un determinado principio activo. Las partes de la planta preferentemente recolectadas son:

Hojas: eucalipto (Eucaliptus globulus). té (Thea sitiensis). buchú (Barosma betulina).

Tallo: cola de caballo (Equisetum arvense), caña de azúcar (Saccharum officinarum). Cortezas: sauce (Salix alba), pino (Pinus sp). copalchi
(Coutarea latiflora).

Raíces, rizomas, tubérculos: valeriana (Valeriana otticinalis). ginseng (Panax ginseng), regaliz (Glycyrrhiza glabra).

Planta entera: perejil (Petroselium sativum), menta (Mentha x piperita).

Sumidades floridas o planta entera florida: lavanda (Lavanda angustifolia). salvia (Salvia officinalis). hipérico (Hypericum perforatum).

Flores enteras: manzanilla (Matricaria chamomilla). Pétalos: amapola (Papaver rhoeas).

Estigmas: maíz (Zea mays).

Cáliz: gordolobo (Verbascum thapsus).

Frutos: escaramujo (Rosa canina). grosellero negro (Ribes nigrum), cardo mariano (Silybum marianum). Granos o semillas: anís verde (Pimpinella anisum). zaragatona (Plantago psyllium). onagra (Oenothera biennis).

Yemas: pino (Pinus sp).

Subproductos o secreciones de los vegetales: gomas, gomorresinas, oleorresinas, látex de la adormidera (Papaver somniferum) y de la papaya (Carica papaya).
 

 

• Saponinas. En contacto directo con la sangre, son hemolíticas. Algunas tienen acción vitamínica P, otras son antiinflamatorias, cicatrizantes o antiedematosas. Por vía interna pueden causar irritación sobre las mucosas, con acción estornutatoria, como es el caso de
la saponaria (Saponaria officinalis) o la hidrocotile (Centella asiatica).

• Glicósidos cianogénicos. Contienen este principio activo las hojas de laurel cerezo (Prunus laurocerasus). En dosis bajas, tienen efecto activador y estimulante del centro respiratorio, pero en dosis elevadas son tóxicos celulares. También son antiespasmódicas,
antigastrálgicas y antieméticas.

• Cumarinas. Se encuentran en el meIiloto (Melilotus officinalis) y en el castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) y tienen efecto anticoagulante. Otro tipo de cumarinas, las furocumarinas, que se hallan en la bergamota (Citrus bergamina), son fotosensibilizantes en uso externo.

• Antraquinonas. El sen (Cassia engustitotiei, la frángula (Frangula alnus) y la cáscara sagrada (Rhamnus purshiana) se utilizan como purgante y para aliviar el estreñimiento, pero no son adecuadas en estreñimientos crónicos, ni durante el embarazo y debe limitarse su uso a situaciones puntuales, ya que ejercen su acción irritando la mucosa intestinal.

• Flavonoides. Tienen funciones muy diversas: vitamínica P (vasoprotectora capilarotropa), diurética (inhiben la fosfatasa renal) y antiespasmódica. Contienen flavonoides el ginkgo (Ginkgo biloba) y el regaliz (Glycyrrhiza glabra).

• Antocianósidos. Entre sus funciones: vitamínica P (vasoprotectora capilarotropa), regenerar la pigmentación de la púrpura retiniana, mejorar la visión nocturna, reducir las glicoproteínas parietales vasculares. Se hallan en flores y frutas de color azul, morado o rojo, en la zarzamora (Rubus ulmifolius) , la uva (Vitis vinifera), el grosellero negro (Ribes nigrum) y el arándano (Vaccinium myrtillus).

• Iridoides. Acción antiinflamatoria local, analgésica, antiartrítica, espasmoIítica. El harpagósido del harpagofito (Harpagophytum procumbens) disminuye los niveles de colesterol y tiene una marcada acción antiinflamatoria, las hojas de olivo (Olea europaea) tienen acción hipotensora, el llantén (Plantago sp) y el rabo de gato (Sideritis tragoriganum) ambos de acción antiinflamatoria.

• Glicósidos azufrados. Acción sobre el estómago (estimula la secreción gástrica), diurética (estimula el epitelio renal), expectorante, antibiótica. Por vía tópica son revulsivos. Ejemplos de este grupo son el ajo (Allium sativum), el rábano negro (Raphanus sativus) y
las semillas de mostaza (Brasica sp),

• Taninos. Precipitan los alcaloides y tienen efecto astringente (coagulan el protoplasma celular), vasoconstrictor, hemostático, antibiótico, antiviral y antifúngico. Pueden irritar la mucosa gástrica. Se han utilizado para curtirpieles. Tienen taninos el ciprés (Cupressus sempervirens), el roble (Quercus robur) y la hamamelis (Hamamelis virginiana).

• Principios amargos. Son un grupo de sustancias de estructura química distinta, pero que tienen en común su sabor amargo. Son digestivos de efecto variable, dependiendo de la dosis. Debido a la mejora de la digestión y la mayor absorción de nutrientes, el cuerpo se ve fortalecido. Entre las plantas con principios amargos se encuentra el ajenjo (Artemisia absintium), la bardana (Arctium leppe), el cardo santo
(Cnicus benedictus), la achicoria (Cichorium intybus) y el diente de león (Taraxacum officinalis).

• Mucílagos. Protegen y relajan las mucosas. Son sedantes de la tos y ejercen una acción antiinflamatoria, protegiendo el sistema digestivo de la irritación y acidez. También tienen un efecto laxante mecánico, ya que son capaces de absorber agua, produciendo una sustancia gelatinosa y pegajosa. Fabrican mucílagos el malvavisco (Althaea officinalis), la malva (Malva sylvestris), la zaragatona (Plantago
psyllium) y el llantén (Plantago sp).

• Aceites esenciales. Actúan sobre el sistema nervioso, algunos de ellos como reguladores hormonales, otros actúan sobre la esfera psicológica. Tienen un efecto antiséptico muy marcado. Contienen aceites esenciales las plantas aromáticas como el árbol de té (Melaleuca alternifotia), el tomillo (Thymus vulgaris), la lavanda (Lavanda engustifotia) o el naranjo (Citrus aurantium).

• Resinas. Purgantes, en muchos casos, por su intensa acción irritante local. Por vía externa, antimitóticas. Contienen resinas la grindelia (Grindetia robusta), de acción expectorante y antiinflamatoria por vía externa; el podófilo (Podophyllum peltatum), de acción antimitótica.

• Bálsamos. Acción expectorante, antiséptica, bactericida yantiparasitaria. Favorecen la eliminación renal y pulmonar. Un ejemplo es el bálsamo de Tolú (Myroxylon toluiferum) y el bálsamo de benjuí (Styrax tonkinensisi, de acción antiséptica y antiespasmódica.

• Enzimas. Los enzimas son los catalizadores de los sistemas biológicos, son moléculas de gran importancia que determinan el desarrollo de las reacciones químicas. Son de especial interés como digestivos los enzimas proteolíticos de la piña (Ananas comosus) y la papaya (Carica papaya).

• Vitaminas. Son necesarias para el crecimiento y funcionamiento correctos del organismo. Sus funciones son muy diversas. El retinol o vitamina A es un componente pigmentario de los bastones de la retina; su precursor, los carotenos, se encuentra en la zanahoria (Oaucus carota), los pimientos (Capsicum sp). La vitamina D regula los niveles de calcio y fosfato en sangre, y se encuentra en la levadura de
cerveza (Sacharomyces cerevisiae) y en el aceite de palma (Eteeis quineensis). El tocoferol o vitamina E, que se encuentra en el aceite de oliva (Olea europaea) y de soja (Glycine soja) tiene acción antioxidante y favorece la fecundidad. La vitamina C, importante en el sistema inmunológico, la curación de heridas y la absorción de hierro, se encuentra en los cítricos, en el escaramujo (Rosa canina), el perejil
(Petrosetium crispum) y las fresas (Fragaria vesca). Las vitaminas del grupo B son indispensables en numerosos procesos enzimáticos. Las vitaminas B1 y B2 se encuentran en la levadura de cerveza (Sacharomyces cerevisiae) y, en pequeñas cantidades, en el té (Thea sinensis) y el ginseng (Panax ginseng). La vitamina B6 se halla en la semilla de soja y la patata (Solanum tuberosum). La vitamina B9 (ácido fólico) se encuentra en la levadura de cerveza (Sacharomyces cerevisiae) y en las espinacas (Spinacia oleracea). La vitamina BI2 se halla en la
levadura de cerveza (Sacharomyces cerevisiae) y la angélica de china (Angetica sinensisi. La vitamina K, que interviene en la coagulación sanguínea, se encuentra en la alfalfa (Medicago sativa) y en las espinacas (Spinacia oleracea).

 

La acción de los minerales sobre el organismo

Los minerales son componentes indispensables para el organismo (aunque en cantidades pequeñas . Las plantas que aportan minerales provocan un intercambio de elementos en el cuerpo humano y actúan como remineralizantes.

Calcio: es indispensable para la formación de los huesos y cartílagos, para la resistencia contra las infecciones; se halla en la semilla de sésamo (Sesamum indicuml y en el apio (Apium graveolens).

Cobre: es un componente de varias enzimas. Entre ellas, la que facilita la incorporación de hierro en la sangre; se halla en el cacao (Teobroma cacao).

Germanio: se encuentra en el ajo (Allium setivum).

Yodo: regula el funcionamiento de la glándula tiroides, y, por tanto, el metabolismo; se encuentra en las algas marinas, como el fucus (Fucus vesiculosusi.

Hierro: es un componente de la hemoglobina sanguínea y de algunos enzimas. Se encuentra en el perejil (Petroselium crispum).la col (Brasica otereceei y la ortiga (Urtica dioica).

Manganeso: activa algunos enzimas; se encuentra en las semillas de soja (Glycine soja).

Magnesio: activa o inhibe muchos enzimas. Importante para la función muscular y nerviosa.

Fósforo: es un componente de los huesos y es importante en la absorción de nutrientes y el transporte de grasas; se halla en el berro (Nasturtium officinalel y en la semilla de apio (Apium qreveolens;

Sodio: tiene importancia en la conducción de los impulsos nerviosos y el equilibrio hídrico.

Potasio: ayuda a la eliminación de agua junto con los residuos acumulados por una mala circulación sanguínea. Mantiene el equilibrio ácido-base del organismo. Clave del funcionamiento muscular y nervioso; se encuentra en el diente de león (Taraxacum officinalel y en estigmas de maíz (Zea mays).

Sílice: se ha observado que devuelve la elasticidad al tejido conjuntiva (pulmones] y a la piel, y refuerza cabellos y uñas. Se halla en la cola de caballo (Equisetum arvensel y la ortiga (Urtica dioica).

Zinc: es un componente de enzimas. Importante para la regulación de la insulina; se encuentra en la semilla de calabaza (Cucurbita pepol y el tusílago (Tusilago farfara).

Flúor: inhibe una serie de enzimas y, en pequeñas cantidades, evita la aparición de caries dental.

Cromo: es un componente del factor de tolerancia a la glucosa indicado en diabetes.

 

Dietoterapia

Aromaterapia

Acupuntura

Drenaje linfático

Presentación

Compartir esta página

Repost 0
Published by

  • : El blog de Herrero Luis
  • El blog de Herrero Luis
  • : Medicina alternativa,salud familiar, humor,Autores,pintores,plantas.Tutoriales photoshop.Efemérides.Enlaces a las mejores páginas.Cocina.
  • Contacto

  • herreroluis.over-blog.es
  • Mis aficiones. moto, playa, el campo aire libre. La informática. Libros
  • Mis aficiones. moto, playa, el campo aire libre. La informática. Libros

Buscar

¿Que hora es....?

Archivos

Enciclopedia

 

Enlaces . Enciclopedia libre Wikipedia
Bienvenida


Articulos Recientes